Travels

China Photo Diaries · Sanya I

June 30, 2015

 

Finally I write again on the blog after long days of idleness. In fact, I was a little busy organizing things for our tour around China soon. But I’m here with a new post to tell you a little bit of my days of sun, sea and sand in beautiful Sanya on Hainan Island. When you think about China, I think the first images are: the Great Wall, mountains and scenery in Guilin, the Terracotta Warriors in Xi’an, the pandas in Chengdu or the “New York of the orient”, Shanghai, but never comes up the image of the beach. So it happened to me. It was my husband who introduced me to this paradise considered as the “Hawaii” of China, and the comparison between was not too far.Our trip was decided at the last minute (literally), it was our anniversary and we did not know what to do. I was at work when Giotto sent me a message that we were going to the beach!! I could not be happier. To Sanya you can go from Shanghai by plane on a flight of three hours or train in a journey of nearly 35 hours. The cost does not vary much, but the comfort, surely you can see a lot from the train, but I think I would go crazy making an overland journey that takes more than a day. This was a place we wanted to visit since we moved here, but it always seemed a bit pricey the airfares. With the months passing, browsing in advance or last-minute promos that airlines offer, we saw that prices did not vary much, so we decided and bought the tickets for that same night. It was our anniversary! We had to celebrate!. So now you know the train is not always cheaper in China, if you decide to visit the country and have little time or money.

Hainan is about the same latitude as Hawaii, so it keeps a dry/wet tropical climate all year long (it felt so warm and wet as Guayaquil). Sanya is the second largest after the capital city Haikou. In general it is a city on the plains but with mountains all around. There are many attractions to visit, this beach town is a tourist destination for foreigners and citizens of the country, especially for wedding photo shoots. I lost count of how many couples I saw on the beach posing and yet with a small production team to achieve the best pictures.

We arrived at Sanya very early in the morning, it was still night, so we stayed in a typical Chinese hostel recommended by a friend, very close to the sea in a tourist area (the hostel was of very low cost I think, but very clean for local standards… lol…). We slept very little, because the heat and the sun glowing woke us up and the first thing we did was put on our swimsuits and to water duck! the water was so hot that you had to swim a little farther from shore to feel the cool water. We were so excited we rented a scooter to explore the various beaches (also the taxi or bus take you everywhere), and even went without sunscreen or clothing to change, it was really beach day, with no plans, as we like to have. But oh oh! at the night we were cooked! sunburnt!! the rest of the day continued in the same way, but now with sunscreen lol…

In the next days I will come again with another post as a continuation of this one. I hope you enjoy the photos! xoxo

 


 

Finalmente escribo en el blog después de largos días de vagancia. En realidad si estuve algo ocupada organizando cositas para nuestro tour alrededor de la China muy pronto. Pero ya estoy aquí con un nuevo post para contarles un poquito de mis días de sol, mar y arena en la hermosa Sanya en la isla de Hainan. Cuando se piensa en la China, creo que las primeras imágenes son: la Gran Muralla, las montañas y paisajes en Guilin, los Guerreros de Terracota en Xi’an, los pandas en Chengdu o la New York de oriente, Shanghai, pero jamás se nos viene la mente la playa. Eso exactamente me pasó a mi. Fue mi esposo quién me introdujo a este paraíso considerado como el “Hawaii” de la China, y tan lejos no estuvo la comparación.

Nuestro viaje lo decidimos a último minuto (literalmente), era nuestro aniversario y no sabíamos qué hacer. Yo estaba en el trabajo cuando Giotto me envía un mensaje de que nos íbamos a la playa!! yo no podia estar más feliz. A Sanya se puede ir desde Shanghai en avión en un vuelo de tres horas o en tren en un trayecto de casi 35 horas. El costo no varía mucho, pero sí la comodidad, seguramente se puede apreciar mucho desde el tren, pero creo que me volvería loca haciendo un viaje por tierra que tome más de un día. Éste era un lugar al que queríamos visitar desde que nos mudamos aquí, pero siempre nos pareció un poco caro el boleto de avión. Con el pasar de los meses, revisando anticipadamente o en las promos de último minuto en aerolíneas, vimos que los precios no variaban mucho, así que nos decidimos y compramos los pasajes para esa misma noche. Era nuestro aniversario! y teníamos que celebrar!.  Así que el tren no siempre es lo más económico en China, si es que decides recorrer el país y tienes poco tiempo o dinero.

Hainan esta casi a la misma latitud que Hawaii, por lo que mantiene un clima tropical seco/húmedo casi todo el año (se sentía tan cálido y húmedo como Guayaquil). Sanya es la segunda ciudad más grande después la capital, Haikou. En general es una ciudad en la planicie pero con montañas a su alrededor. Hay muchas atracciones que visitar, esta ciudad playera es un destino turístico para extranjeros y ciudadanos del país, sobretodo por las sesiones fotográficas de matrimonio. Perdí la cuenta de cuantas parejas vi en la playa posando y con todo un pequeño equipo de producción para lograr las mejores fotos.

Llegamos a Sanya muy temprano en la mañana, todavía era de noche, así que nos hospedamos en un típico hostal chino recomendado por un amigo, muy cerquita del mar y en una zona turística (el hostal de más bajo costo creo, pero muy limpio para los estándares locales… jajaja…). Dormimos muy poco, porque el calor y el sol incandescente nos despertaron, y lo primero que hicimos fue ponernos los trajes de baño y al agua pato! el agua estaba tan caliente, que tenías que nadar un poco más lejos de la orilla para sentir el agua fresca. Estábamos tan emocionados que alquilamos un scooter para recorrer las diferentes playas (también el taxi o bus te llevan), y hasta nos fuimos sin protección solar, o ropa para cambiarnos, fue realmente un día lleno de playa, sin planes, como me gusta a mi. Pero ay! a la noche estábamos cocinados! el resto de los días continuaron de la misma manera, pero ya con bloqueador solar jajaja…

En los próximos días volveré con un nuevo post como una pequeña continuación de este. Espero que disfruten las fotos!! xoxo

You Might Also Like

%d bloggers like this: